Colíderes con un juego mediocre

22 01 2007

El Madrid comenzaba el partido de Mallorca con una buena noticia, si conseguía la victoria estaría empatado en la cabeza de la clasificación con Barça y Sevilla. El conjunto hispalense, demostrando un serio bajón físico, no había sido capaz de superar al Villarreal. Mientras el conjunto catalán en un mal partido, se hacía con los tres puntos frente al colista.

El Madrid tenía frente a si, una gran oportunidad que no podía desaprovechar. El inicio del partido fue vibrante, los dos equipos buscaban la portería contraria, y no escatimaron esfuerzos. Los minutos fueron pasando, pero el juego fue decayendo significativamente.

Este Madrid ofrece lucha y sacrificio, pero sólo algunos destellos de buen juego. Este buen hacer viene de la mano de los recién llegados Gago, Higuaín y Torres, sin duda lo mejor del conjunto blanco en los últimos partidos.

En la primera parte apenas se produjeron ocasiones, Higuaín en un uno contra uno y Sergio Ramos con un remate de cabeza fueron los que más se acercaron, pero poco más. El Mallorca apenas creaba peligro, sólo Ibagaza dejaba muestras de calidad en un equipo que tenía a sus máximos goleadores en el banquillo. Lo único que podíamos ver en el partido era intensidad, ya que lo demás brillaba por su ausencia.

La segunda parte no hizo más que confirmar lo que ya habíamos visto. El Mallorca, un equipo bastante mediocre, presionaba a Gago para impedir que el Madrid sacara la pelota jugando, y esto hizo que el Real se encontrara perdido. Ni Robinho ni Reyes estuvieron acertados, y pocas veces se les vio desbordar por banda.

El empuje de los blancos fue mayor, y quizás por eso acabaron llevándose el partido. Reyes consiguió que la pelota entrara, tras ejecutar magistralmente una falta al borde del área. El final estaba cerca, y los madridistas no escatimaron esfuerzos para conservar la ventaja obtenida.

El susto del partido lo protagonizó Sergio Ramos, que tuvo que ser sustituido por un fuerte golpe en el tobillo. Parece que no reviste mucha gravedad, pero Capello ante la plaga de lesiones en los laterales decidió sustituirlo.  Este cambio dejó claro las intenciones del italiano, ya que dio entrada a Raúl Bravo en vez de a Michel Salgado. El gallego parece ser otras de las victimas.

Sin duda el club debería preocuparse, porque a pesar de lograr la victoria, algunos jugadores empiezan a dar síntomas de cansancio. Entre las exclusiones y las bajas, Capello apenas puede contar con doce o trece jugadores. Los laterales no tienen recambio, al igual que los jugadores de arriba. ¿Por qué se empeña en convocar a un interior del “c” en vez de llevar a Mata o a Negredo?

Sirva de consuelo que el Madrid no estaba en tan buena posición en la tabla desde hace cinco años.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: