Malo para el Barça…

1 01 2008

Después de mucho tiempo vuelvo a escribir en este espacio, con la idea de mantener una mayor asiduidad, ya que en estos últimos meses me ha resultado más difícil escribir con regularidad. El trabajo y en ocasiones la pereza, no me han permitido continuar con esta misión que espero recuperar con el nuevo año.  Antes de comentar otros temas, desearos un feliz 2008 a todos los que pasáis por este blog.

El tema que me lleva a reflexionar hoy es la última del diario Marca del día 31. Palomar, redactor jefe del diario Marca, nos acerca la cruda realidad de Joan Laporta, presidente del F.C. Barcelona. Una persona ‘non grata’ para un gran número de aficionados y no por ser presidente del conjunto catalán, que sería lo ‘normal’, si no por sus declaraciones y actuaciones referidas a la política.

Partimos del punto de que toda persona es libre de pensar y actuar libre y democráticamente (por lo menos en este país), siempre y cuando se respeten las normas establecidas y no suponga coartar la libertad de los que le rodean. Entiendo que Laporta pueda sentirse catalán y que abogue por el nacionalismo de su región, siempre y cuando no afecte a la institución a la que representa y sus medidas sean equitativas, pero no es de recibo que los barcelonistas del mundo tengan que ser participes de sus decisiones e ideales.

Ya lo he dicho muchas veces y no quiero ser repetitivo. El fútbol debe rehuir de la política. Es un deporte y, por lo tanto, debe unir en vez de separar.

Bien, todo esto viene a raíz de la lesión de Jorquera con la lesión catalana. El suplente de Valdés fue titular con el combinado catalán y se lesionó para el resto de la temporada. No es Puyol o Messi, pero es un jugador de la plantilla y por lo tanto, alguien con el que se cuenta para afrontar las diferentes competiciones. Lo sorprendente de este caso no es la lesión. Es algo que entra dentro de las posibilidades…lo que me ha sorprendido ha sido la callada por respuesta de Laporta. Nadie  ha salido a quejarse de esta ‘fatalidad’ en can Barça, nadie ha cuestionado su convocatoria para la selección catalana en una época de descanso para los jugadores…etc.

Y yo me pregunto: ¿Qué hubiera pasado si en vez de lesionarse con Cataluña se hubiera lesionado con España? ¿Y si en vez de Jorquera hubiera sido Etoo con Camerún? Ahora mismo el tema sería portada de los periódicos y Laporta estaría echando sapos y culebras por su boca. ¿Por qué se le prohibió a Samuel Etoo jugar hace unos días con Camerún y a los jugadores de la selección catalana se les invito a ir?

Pura demagogia y charlatanería. Todo política. Todo una vergüenza. Entiendo que los clubes pidan una compensación por ceder a sus jugadores y que se quejen de lo apretado del calendario, pero no podemos diferenciar…da igual si va a jugar con Argentina o con Burkina Faso. Hay que ser consecuentes. Laporta sigue enfermando la política de un club al que no le favorece en absoluto el apoyo que está realizando al independentismo catalán. EL Barça es un club universal y debe comportarse como tal.

Anuncios